La crisis económica convierte a España en emisor de inmigrantes

Españoles y extranjeros salen debido a la crisis económica

La crisis económica está transformando a España de país de acogida de inmigrantes en emisor,
con un número creciente de españoles que deciden probar suerte en el
extranjero, según datos publicados por el Instituto Nacional de
Estadística (INE).

En concreto, y según las estimaciones del INE, España recibió en el
primer semestre de 2012 un total de 178 021 personas, frente a las 269
515, entre españoles y extranjeros, que decidieron abandonar el país en
el mismo período.

El INE advierte de que se trata de una aproximación estadística a la población residente en España,
sus regiones y provincias, en cada momento, en la que se hace uso de la
última información disponible sobre la evolución demográfica del país.

Pero en base a esas estadÍsticas, los datos reflejan que el agravamiento
de la crisis económica en los últimos meses en España, y el elevado
índice de desempleo ha duplicado el número de españoles que han optado
por buscar fortuna en otros países.

Según los últimos datos del INE, la cifra de parados en España
alcanzaba los 5 639 500 en el primer trimestre del año, lo que supone el
24,4% de la población activa.

En total, 40.625 ciudadanos españoles (incluidos los de origen extranjero que obtuvieron la nacionalidad) emigraron entre enero y juniode 2012, más del doble que en el mismo período del año pasado cuando lo hicieron 18 274.

Por meses, junio registró la cifra más elevada (7 444), seguido de marzo
(7 362), mayo (6 999), abril (6 651), febrero (6 217) y enero (5 952).

 El desempleo juvenil, en torno al 50%, es unas de las principales causas de la emigración española.

Al terminar sus estudios, muchos jóvenes españoles cualificados deciden
abandonar el país para buscar en el extranjero una alternativa de futuro
que pasa, en algunos casos por ampliar su formación, mientras que en
otros se trata de encontrar un puesto de trabajo.

En general, según los datos del INE, el saldo entre los españoles que
salieron del país (40 625) y los que entraron (17 518) fue negativo (-23
107) al igual que el de los inmigrantes, ya que si 228 890 abandonaron
España entraron 178 021, con lo que entre enero y junio de 2012 hay
50.869 extranjeros menos.

Entre el grupo de extranjeros que decidieron retornar a sus países de
origen o establecerse en otros en el primer semestre de 2012 destacan
los ecuatorianos, la tercera comunidad de no nacionales residentes en
España y la primera procedente de América Latina.

El Gobierno del país andino estima que unos 15.000 ecuatorianos, de los
400 000 que viven en España, según datos oficiales, regresaron a su país
en las últimas fechas afectados gravemente por la falta de empleo.

La pérdida del trabajo trajo como consecuencia el endeudamiento
hipotecario de muchas familias que no pudieron hacer frente a los
créditos que adquirieron a su llegada a España.

Los datos del INE señalan que, en 2011, las personas que salieron de
España lo hicieron, por orden de importancia, a Reino Unido, Estados
Unidos, Alemania, Ecuador, Suiza y Venezuela. (EFE)

Deja un comentario